VIVIENDAS MATANZAS

X Peso en X Marcos. Proyecto realizado por Tomás Villalón.












ESTRUCTURA.
Un peso dentro de un nido ligero.
X Marcos para X pesos.
Numerosas piezas de pequeña sección, para sostener un cuerpo compacto y macizo.
Un cuerpo suspendido por una grilla en el perímetro. Un set de piezas regulares y repetidas, construidas en serie, que permiten habilitar un borde traslucido y permeable, que en su repetición, propone suspender un cuerpo único y compacto que alberga la vida de la vivienda.

MASTER PLAN
El nuevo Máster Plan propone optimizar el suelo disponible, reconociendo las variables geográficas y climáticas del lugar.
En primer lugar, de los 5000 metros cuadrados aproximados disponibles, se destinan 1000 a viviendas de 140 m2 para alojar 7 unidades en el predio.
Las viviendas para efectos de emplazamiento en el terreno, se comprimen a cuerpos cubicos, con la idea de obtener un optimo rendimiento del suelo, pudiendo disponer de areas de esparcimiento y zonas de juegos entre las viviendas.
La propuesta plantea una zona de estacionamientos en la zona de acceso al predio, el cual contiene una caseta de control, y el acceso al conjunto.
Las unidades de viviendas se emplazan disponiendo sus caras cubicas en 45 grados en relación a la dirección sur oeste del viento. De esta manera, la vivienda se desarrolla con una zona de protección que permite refugiar zonas calmas en el interior.
La disposición del máster plan, permite que la topografía del terreno garantice vistas al mar a la totalidad de las viviendas al menos en su zona de mayor altitud.
Para recorrer el predio se diseña un deck de madera de pino impregnado que recorre el eje central del terreno, definiendo un área de protección común, con vista al mar y vinculo a la flora local por medio de un jardín central desarrollado con especies locales y sustentables.
La pieza de circulación actua como una rama contra el suelo, la cual distribuye funcionalmente la experiencia de ingresar al conjunto, y a cada unidad del proyecto.
La rama articula una pequeña quebrada, la cual se va a generar regularizando el terreno una vez que defina su implantación.
Se propone que ante la eventualidad, también cada casa tenga la posibilidad de limitar sus paños, pudiendo disponer de áreas exteriores limitadas y controladas, si fuera parte de la propuesta de administración del conjunto.

VIVIENDA
Una casa dentro de otra.
El viento es un factor fundamental en este diseño.
¿Cómo emplear la casa, que tradicionalmente es un refugio, esta vez, como un escudo del mismo viento?
¿Un refugio con otro refugio?
El diseño para responder esta pregunta, por esta particularidad, parece difícil de entender desde la convencionalidad de las soluciones conocidas.
En primer lugar, la definición de un volumen compacto, lo más concentrado posible, un cuerpo que pueda tomar distancia del suelo, dejar pasar el viento, la arena, que permita que la casa en sus tobillos aloje distintos tipos de colinas que el viento y la arena irán dibujando día a día. Una casa distanciada del suelo, para ganar algo de vista, casi a la altura del pacifico, y permitiendo ganar con ello, una cubierta que permita nutrir la experiencia de mirar. Como la cubierta de un buque, una mirada ventosa, abierta, pero a su vez cruda, fuerte, singular y por tanto hermosa.
La casa dentro de otra casa, propone un refugio en capaz, como una muñeca Matrioska.
En su exterior toda la estructura, todo el esqueleto que permitirá que la vivienda, a pesar de su peso, siempre parezca ligera, liviana, un tanto inconclusa, como una casa que no intenta imponer su fuerza al territorio, sino que interactúa con la timidez necesaria de su fragilidad, su transparencia, y su esbeltez.
Este exterior, alojará espacios perimetrales que permiten activar la vida de la vivienda con los espacios del interior. Son áreas ventosas, expuestas, que se definen como lugares de experiencia, lugares del territorio, del mar, de la duna. Un espacio únicamente para dejar el cuerpo expuesto al viento, a la mirada al pacifico. En momentos donde el viento sea clamo, estos espacios del perímetro podrán integrarse hacia el interior, logrando distintos niveles de profundidad y de relación con el exterior.
En la segunda capa, la vivienda, un espesor que permite alojar la casa domestica, los espacios abiertos que en dos niveles diferenciados ordenan al área pública y privada de la casa: aquello que se puede integrar de aquello que no.
En el primer piso un único espacio donde las áreas públicas están interconectadas, abiertas, relacionadas por el nivel de exposición. En el segundo nivel, las áreas de dormitorios y servicios, entendidos como espacios compactos, donde el dormir parece un acto justo, responsable, pero que fundamentalmente cumple con el rol de pernoctar y permanecer en ese lugar.
La vivienda se emplaza como una L, permitiendo emplear el espesor del volumen como un elemento de protección del viento.
En la tercera capa, se propone el corazón del proyecto, un patio protegido, resguardado del viento, interconectada con los otros espesores de la casa, alimentado con un fogón central, entendiendo la condición primitiva del cobijo, como un lugar donde existe la protección del viento y el frio.
Este acto, propone fundar la convivencia, el encuentro, el simplemente estar para ver lo que la vida tenga dispuesto en ese lugar.

COFRE Y ENVOLTORIO.
La vivienda propone pieles, no muros.
Una dermis viva que permita cerrar el cofre, abrirlo, que permita abrir ventanas o cerrarlas para que su combinación y criterio, permita el control del modo de vida que la familia ha diseñado para ese momento, para ese horario, para ese clima.
Una piel exterior de madera impregnada en celosías de 2", la cual permite cerrar la vivienda como una dermis de mayor dureza y grosor. Se propone montada en un bastidor de acero galvanizado, montado en rieles superiores e inferiores que permitan una larga vida y un fácil uso.
Una segunda piel de cristal, permite regular de manera interior la membrana de mayor delgadez y cuidado.
Esta flexibilidad logra que la vivienda se exponga como un cofre hermético cuando no esté en uso, o como una navaja abierta cuando la vida la reciba. Permite que la vivienda este completamente abierta de su piel de madera, pero con sus ventanas cerradas por el viento y el frio. Permite que la vivienda este completamente abierta en su piel de madera, con sus ventanas abiertas, permitiendo que la brisa suave ingrese al patio, junto con el aroma a sal y la vista del pacifico.
El cofre, más que cofre, es simplemente una caja de sorpresas.