BLOG

“El proyecto elemental es el proyecto mas simple posible, afirma la existencia de un hecho concluso; su signo característico es que ningún otro proyecto elemental puede estar en contradicción con él; es el diseño mas simple que significa arquitectura de la misma manera como “en relación de dos puntos separados por la misma distancia” es la designación mas simple que significa geometría.”

BORCHERS, JUAN. “Institución Arquitectónica”. Editorial Andrés Bello, Santiago.1968. Pág. 52.

BAHIA VOLCANES

15 piezas

Proyecto realizado por Tomas Villalón + Nicolas Norero + Leonardo Quinteros


















































REFUGIOS BAHIA MURTA

Partonomico  

Proyecto realizado por Tomás Villalón + Leonardo Quinteros 












Arquitectura.

¿Qué es lo que buscamos en un refugio a cientos de kilómetros de nuestra vivienda?

La propuesta de Patagonia Partners se funda desde la experiencia, construir un lugar que sea capaz de entregar lo suficiente para tener absoluto confort, pero a su vez, una cierta desnudez que no intimide la naturaleza virgen y prístina del entorno.

Un refugio es la extensión de la piel, es casi como construir un envoltorio momentáneo en un paraje desolado, solo que esta vez, este refugio será una pieza única, rotunda, simple y categórica.

Es imposible competir con el paisaje, solo podemos unirnos a él. Por esto, la propuesta busca ser simplemente un volumen único, como si se tratara de un refugio aparecido en medio del paraje, similares a las viviendas de madera amparadas en medio de la vastedad, donde sus espacios están comprimidos e integrados, sin extenderse descontroladamente sobre el territorio.

Una elipse: una línea sin aristas define el contorno del proyecto. Sin oponerse al viento, generando un interior protegido, pero a su vez abierto en sus 360 grados. Es la volumetría que permite abrir, circunvalar una vista de lago a montaña y de montaña a lago, eliminar las aristas, y a su vez constituir una pieza orgánica sobre el irregular césped de la ladera. 

El proyecto se integra en base al calor y las vistas. Un fogón se define como el elemento de reunión y a su vez, articula los movimientos del refugio. Una planta diáfana y despejada integra todos los espacios, como si se tratara de una sola costra ligera de madera y cristal, que rítmicamente se dispone en torno a un centro.

Un patio en su centro, articula la vida desde sus usos y las opciones climáticas del entorno. El patio será el lugar donde se concentre la vida familiar, abriéndolo durante el verano, cerrándolo en el invierno, o bien, integrándolo a la terraza cuando algún momento del día lo permita. 

Es un patio protegido del viento, es un patio interior, pero a su vez exterior, que recorta con sus techos el cielo, y que permite incorporar los sonidos y texturas de la vida al aire libre.

Material.

El proyecto se plantea en madera laminada mecanizada tratada, que será montada in situ respetando dimensiones y tonalidades del sitio. 

Solo el uso de cristales modulados y paños ciegos de madera acoya serán complementarios al esqueleto ligero y modulado del pequeño cuerpo arquitectónico.

El interior se propone como un tibio interior de madera, acondicionado con una cortina natural de lana de oveja patagónica, y mobiliarios desarrollados por trabajadores locales. El trabajo artesanal pretende entregarle tiempo al refugio, como si se tratara de un lugar que ha estado allí por mucho tiempo. 

El proceso constructivo se hace responsable de sus desechos, quedando exentos de la lamentable contribución que hace la construcción al 30% de la basura en el mundo.

Energía.

El uso responsable de los recursos, forma parte estratégica en el proyecto. 

El apoyo de energía solar y paneles fotovoltaicos, permite desarrollar autonomía eléctrica y soporte a la regulación térmica e hídrica. Del mismo modo, la captación de agua permite apoyar los usos grises como estanques de escusados, entre otros.

CASA DOMINO

 20 Vigas de gran formato  

Proyecto realizado por Tomás Villalón 



















LA CASA DOMINO.

La definición de Semper en relación a lo tectónico dice así: 

“Actividad artística – tectónica- configura la forma total de un cuerpo arquitectónico, de acuerdo con la naturaleza del material empleado, a partir de cuerpos individuales existentes por si mismos ordenados en el espacio, necesarios para la existencia y acorde al propósito del conjunto del edificio. 
A cada uno de estos cuerpos se le asigna desde el comienzo en la concepción del conjunto una determinada función constructiva (struktiv) – trabajo o servicio edilicio- que comienza a partir de su ubicación o emplazamiento, se desarrolla según una dirección determinada y termina en los límites espaciales determinados.
Luego de su reunión tectónica en una forma total, todas y cada una de las partes constructivas aparecen en una expresión que representa de la manera más clara y manifiesta la función (funkzion) particular de cada una, su comienzo y terminación, asi como la unión de ellas – la junta (junktur)”

Gottfried Semper. (2013). “El estilo en las artes técnicas y tectónicas o estética practica”. Buenos Aires, Argentina. Azpiazu ediciones. Pág 78.

La condición lineal de la madera permite narrar de manera muy evidente las fuerzas. Las piezas actúan como vectores, mostrando sus roles en la estructura. 

Siempre eso me ha parecido fascinante, pero:

¿Qué ocurriría si las piezas adquirieran un tamaño tal, donde esa condición se traspasara de los entramados a elementos macizos?

Más que piezas propias de la tectónica ósea de Semper, se proponen elementos con características intermedias entre elementos macizos y lineales. Piezas de sujeción horizontal que deambulan entre muros y vigas, o piezas de sujeción vertical que transitan entre pilares y machones. Cada elemento en una cierta ambigüedad. El desdibujamiento que produce la escala, permite que las piezas tengan roles un tanto Venturianos, más complejos, permitiendo dobles lecturas.

Esta estrategia la asume el proyecto al economizar las componentes en 20 elementos de 3 tipos, tomando distancia del tejido, para acercar el proyecto a un apilamiento ordenado de vigas de gran formato. De esta forma, cualquier elemento que se sustrae de la estructura el edificio colapsa, y deja de ser lo planteado al inicio.

Los elementos de sujeción, se transforman en muros, vacíos para las ventanas, antepechos, dinteles, vanos, o tragaluces, siendo todos estos atributos arquitectónicos aplicables a un sistema alternado de componentes de gran formato. Este cuerpo sucesivo de piezas apiladas, define un orden en su propio montaje, de abajo hacia arriba, y teniendo dos o más apoyos, van componiendo una secuencia constructiva y a la vez una secuencia de espacios concatenados a las mismas piezas de la estructura.

Las vigas, escalonan los espacios, generando abalconamientos, dobles alturas, y espacios diáfanos sin apoyos. La vida doméstica de la casa se integra, permitiendo que los momentos públicos se relacionen con los privados entregando jerarquía a los espacios intermedios.

Finalmente, el sistema de 20 componentes se propone en madera por conceptos estratégicos. El material soluciona aspectos claves en el encargo: reducir al máximo los tiempos de obra, generar importantes ahorros en los costos, y posicionar el material como un sistema sustentable al hacerse cargo del 30% de emisión de residuos que emite la construcción tradicional de hormigón, acero o ladrillo. El desarrollo de la tecnología permite incorporar valor agregado a la materia prima disponible en chile y contribuir de manera importante a la disminución en la huella de co2.

Tanto como una manipulación estratégica de su estructura, el proyecto busca posicionar una propuesta material como una solución exportable en otros sitios, y en otros contextos, tanto urbanos, arquitectónicos, económicos o programáticos. 

Hacerlo rápido, eficiente, y que su expresión genuina brote desde allí.



VIVIENDAS TEMUCO

Galerias, terrazas y reticulas 

Proyecto realizado por Tomás Villalón + Nicolas Norero + Leonardo Quinteros + alexis Quinteros + Carmen Valdes








VIVIENDA EN LA ROCA

Estereotomico y Tectonico 

Proyecto realizado por Tomás Villalón + Leonardo Quinteros









La estereotomía se define como el arte o la técnica de cortar sólidos. Está conectado con la piedra, con la tierra, con la obra comprendida como continuum de materia. Lo tectónico proviene de Wand, que tiene su etimología en Gewand, que significa vestir, está relacionado con el cubrir, con el esqueleto, con una obra comprendida como un discontinuum de materia.

Esta vivienda pretende oponer ambos lenguajes.

Un zócalo esculpido en la roca, entendido como un continiuum sólido, que propone podios escalonados, que han sido vaciados en la roca cruda para alojar un jardín de agua y espacios comunes.

Una pieza aérea, entendida como un discontiniuum, se propone como un ligero ropaje de madera que cubre y protege el espacio anterior. Este esqueleto contiene la vida privada, filtrando la luz, generando sombras, vistas y espacios de descanso. 

Los opuestos hacen de lo estereotómico un sistema interno, terrestre y oculto. Mientras, lo tectónico se hace evidente al ser sistema aéreo de piezas y partes.